Chronique de 9 Doigts en espagnol

Source : Ostros Cines Europa

9 DOIGTS (9 FINGERS). F.J. Ossang. 99 minutos. Francia, Portugal (2017). Con Damien Bonnard, Diogo Dória, Elvire.

Desde que en 1982 el polifacético F.J. Ossang se inició en el séptimo arte con su cortometraje La dernière énigme, el director de Docteur Chance no ha dejado de jugar con las convenciones de los géneros cinematográficos. Película tras película, este cantante, escritor y cineasta de culto se ha dedicado a subvertir los clichés del cine negro, fusionándolos con los lugares comunes de las películas de aventuras, de la ciencia ficción e, incluso, de los musicales. Así, 9 Doigts arranca bajo la apariencia de un noir clásico en el que Paul Hamy es secuestrado por una banda criminal escondida en una estación de tren. Esta prodigiosa introducción, que en palabras de Ossang homenajea a su gran referente, Jean-Pierre Melville, pronto se transformará en una odisea a bordo de una embarcación gigante, que, a su vez, deviene un viaje por el Cosmos.

La gran conquista de 9 Doigts consiste en un indiscutible equilibrio entre el cine de aventuras y lo contemplativo. Ossang, obsesionado por filmar la palabra, ha dividido todo el film en tomas de acción (peleas, asesinatos y tiroteos) y en otras escenas estrictamente habladas donde dos personajes comentan lo que acabamos de ver. Para algunos espectadores, estas escenas fueron una carga que ralentizó la trama innecesariamente; sin embargo, su existencia es imprescindible para entender el esqueleto de 9 Doigts. Esta historia, como tantas otras ideadas por la mente de este poeta, nace de un duelo de opuestos: del blanco y el negro, de la feminidad y la masculinidad, del Bien y el Mal, y, por último, de la acción y la palabra. Carlota Moseguí

Ce contenu a été publié dans chroniques films, avec comme mot(s)-clé(s) . Vous pouvez le mettre en favoris avec ce permalien.

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *